Hello, 2014.

Hace poco que empecé el blog, pero las fechas piden una entrada. No me voy a extender con una recopilación de todo lo que me ha ido bien o mal en 2013 porque no es necesario… Sí tengo ganas de que acabe y de ver qué trae el 2014. Sobre este 2013 que acaba solo diré que, personalmente, ha sido un año de los más felices y tristes a la vez, y sin duda en el que más miedo he pasado hasta ahora. A día de hoy, creo que simplemente se puede pedir que las cosas vayan mejorando poco a poco.

¡Feliz año! Mucha salud para todos, sobre todo. Aunque, puestos a pedir, ¡que nos lluevan (a los que los quieran) encargos interesantes y muy bien pagados! 😀

glasses

Lena.

Anuncios